Masaje facial japonés, técnica KOBIDO, con este tipo de masaje se ejercitan todas las zonas del rostro mediante movimientos rápidos y lentos. Conjugando técnicas de masaje profundo que trabajan la musculatura junto con movimientos superficiales.

Los efectos de la técnica Kobido son:

Efecto reductor y corrector: Fortalece y tonifica la musculatura facial, con lo cual, ayuda a disminuir y prevenir la flacidez y las arrugas.

Efecto Iluminador: Aumenta el riesgo sanguíneo eliminando las células muertas, aumentando la luminosidad. Incrementa el aporte de nutrientes, reduciendo los signos del envejecimiento.

Efecto Hidratación Profunda: Con ésta técnica la piel tiene más capacidad para retener la hidratación, creando una barrera a la evaporación.

Efecto Relajante: El masaje facial kobido descontractura el tejido muscular, aumentando la circulación sanguínea en todo el rostro. Además, aporta más oxígeno y nutrientes a la piel. Cuando todo esto ocurre las células pueden reparase y rejuvenecer por si mismas.

Efecto lifting: El masaje kobido ayuda a alisar las arrugas, dependiendo del tipo de piel y de la profundidad de las mismas, y tiene un efecto rejuvenecedor. Con esta técnica se pueden apreciar los resultados desde la primera sesión.

EnglishSpanish
WhatsApp chat