El láser de plasma PLEXR es un dispositivo médico-quirúrgico, cuyo efecto es similar a un láser, pero a diferencia de éste, actúa en la superficie de la piel. 

El principio utilizado es la ionización de los gases contenidos en el aire para obtener un  arco eléctrico, similar a un pequeño rayo, para tratar las áreas afectadas por el problema estético, sin llegar a tocar la piel.

Como resultado obtenemos una quemadura controlada en cada uno de los puntos en los que se dispara.

No deja hematomas, ni cicatrices, ni produce daño alguno en los tejidos circundantes o subyacentes.

Las principales indicaciones del láser plasma son la blefaroplastia no ablativa, caída de párpados, rejuvenecimiento periorbital, tratamiento del arrugas peribucales o código de barras, la Eliminación de neoformaciones protuberantes benignas (verrugas, cuernos cutáneos, nevus, Angiomas, fibromas), xantelasmas, Hiperpigmentaciones de la piel y el acné tanto en su forma activa como cicatricial.

EnglishSpanish
WhatsApp chat